Este pasado fin de semana, 11 jóvenes del grupo de confirmación de nuestra parroquia disfrutaron de dos días de convivencia, trabajo y sana diversión en la pequeña aldea castellonense de Arteas de Arriba acompañados de sus catequistas.

Durante los dos días vivieron momentos de trabajo con dinámicas que les hicieron profundizar en su trato al prójimo y a Dios. También disfrutaron de juegos y dinámicas con los que afianzar su buena relación.

Además, el padre Ramón, nuestro vicario parroquial, pasó con nosotros unos momentos muy especiales, sobretodo con la celebración de la Eucaristía, que fue muy cercana, acogedora y personal.

Todos, jóvenes y catequistas, hemos vuelto muy contentos de esta magnífica experiencia y con ganas de volver a repetir en otra ocasión.

Adjuntamos fotos de la convivencia, que nos remite Pedro Peréz

Para ver imágenes a mayor tamaño, pinchar sobre ellas