13 de mayo del 2018

Ayer nuestra Parroquia se vistió de gala para celebrar la fiesta de Nuestra Madre y Patrona la Virgen de los Desamparados.

Antes de la celebración se rezó el Santo Rosario por la Paz y se inició a las 19:30h la Solemne Misa Mayor con la ofrenda de flores ante la venerada imagen de Nuestra Madre con el lema “una flor para María” y así ofrecerle nuestra devoción y plegarias.

En la homilía se nos recordó que allí donde esta María esta Dios y que debemos darle un lugar especial por ser nuestra madre y ejemplo a seguir, en especial por su sencillez, aceptación y obediencia. Ella supo escuchar a Dios y así debemos escucharle también para hacer presente su obra en el mundo. Por este motivo creamos un significado especial ante la ofrenda de flores, para demostrar el amor que se le profesa y el orgullo que sentimos los valencianos ante nuestra imagen de la Virgen María, con el hermoso título de Virgen de los Desamparados.

Y así como nuestra Madre nos acoge, también la Parroquia acoge a todo aquel que quiera acercarse y participar en ayudar a nuestra comunidad, y así, a lo largo de la ceremonia, nuestro Párroco nombro a los nuevos miembros del Consejo Pastoral Parroquial, haciéndoles entrega de los diplomas acreditativos, en un acto sencillo y lleno de responsabilidad por el compromiso adquirido de servicio a la Parroquia.

IS