IMG_1642

Tal y como estaba previsto por la mañana se celebró en las misas de 11 y 12,30 el anuncio de la Misión Popular por los Padres Paules Manuel Botet y José Luís y por la tarde fue inaugurado el inicio de la Misión por D. Antonio Cañizares, Equipo Misionero Vicenciano de Evangelización, (EMVE) Vicario Episcopal, Arcipreste, sacerdotes, Misioneros de la Comunidad y amigos.

 Comentamos que D. Antonio Cañizares venia de viaje desde Ávila donde había participado en la festividad de Santa Teresa y que a pesar del esfuerzo, había querido estar con nosotros, donde en un momento de la celebración y con el anuncio de nuestro Párroco de su cumpleaños recibió un fuerte aplauso de agradecimiento y felicitación.

 El Templo estaba lleno y hubieron muchos momentos emotivos, ya que al haber participado de alguna forma muchos en los actos, también se sintieron a su vez implicados en los mismos. Particular mención a las Hermanas de la Caridad y de S. Vicente de Paúl, con el canto del Salmo por Sor Carmen.

 Parecía como si a través de cualquier cosa o palabra, Dios nos quería hablar de la Misión y de la forma de realizarla comenzando por la lectura del Evangelio por nuestro Párroco

Palabras de Jesús: “Te doy gracias Padre y Señor porque has ocultado estas cosas a los sabios y entendidos….” Y también con “Mi yugo es suave y mi carga ligera….”

 En la Homilía nuestro Cardenal, oriento la realización de nuestra misión a través de la oración, el ejemplo de la vida y la obra de Santa Teresa, partiendo de su “Solo Dios basta” También nos repitió el no tengáis miedo, no hagamos como el joven rico del Evangelio, que le peso mas en su decisión las cosas que tenía.

 También resalto, para el trabajo en la Misión los planteamientos de la relación con Jesús a través de la oración, necesitamos el contacto con Jesús, hablar a Jesús de los hombres, antes de hablar a los hombres de Jesús. El es divino y humano, se ve en su humanidad palpable a lo largo de su vida, particularmente con los necesitados y enfermos.

 Mención merecen la labor de los Padres Manuel y José Luís en todo este tiempo anterior, enseñando y explicando con amor y paciencia todo la labor a realizar y su importancia. Las complicaciones a salvar son las muchas ocupaciones religiosas o no que todos tenemos.

 El acto fue muy emotivo, familiar y participativo, con el aporte singular de nuestro maravilloso coro que con sus singulares voces elevaba a estadios superiores cualquier acción realizada en el altar o por el pueblo, Os invitamos con ilusión a ver nuestro reportaje fotográfico y las grabaciones de todo el acto.