Con gran alegría hemos celebrado hoy domingo 13 de mayo, día de la gran festividad de la Virgen de los Desamparados, el primer turno de las primeras comuniones de este año 2018.

Un total de 12 niños y después de 3 años de preparación, han recibido hoy el don de la Eucaristía, su primera comunión y con ella este pan que es el cuerpo de Jesucristo que nos salva, nos perdona y nos une al Padre. ¡Que hermoso hacer esto!

En la homilía nuestro párroco nos ha recordado que El espíritu Santo actúa en los niños y en las catequistas, guiándoles para trasmitir las enseñanzas de Jesús, que brotan del corazón de los que tienen fe.

Las catequistas y formadores trabajan en la obra del Señor con ilusión y esperanza en la formación de estos niños que son el futuro de nuestra humanidad.

Nuestra enhorabuena a todas las familias de estos niños que con su “SI” han querido que estos niños reciban la formación necesaria para recibir y vivir la grandeza del Sacramento de la Eucaristía.