Ayer la primera visita fue al río Jordán donde cada uno de nosotros tuvo la oportunidad de renovar las promesas bautismales es un encuentro con Cristo en el mismo lugar de su bautismo.

Después visitamos Cana de Galilea donde con gran emoción los matrimonios que vienen con nosotros renovaron su compromiso matrimonial. Fue un momento muy emotivo para ellos los cuales compartieron con nosotros sus sentimientos.

Por la tarde fuimos a la Basílica de la Anunciación. Realmente es un momento muy emocionante sentir el Si de María al Señor sin reserva alguna, ella que en su época se jugaba la vida con su respuesta a Dios y nosotros que realmente no nos jugamos nada cuantas pegas le ponemos al Sí que damos a Dios.

 Aquí en Nazaret uno se da cuenta y siente una profunda admiración y al mismo tiempo una envidia sana de ver la fortaleza, la humildad, la sencillez, el amor y la fe profunda de María en Dios. Pero al mismo tiempo tristeza por mi debilidad, mi falta de humildad, de sencillez y de fe en Dios.

 Desearía tener un poquito de esa fe grande llena de amor y esperanza que María tenía incluso al pie de la cruz. También comparto contigo algo que Ricardo habla el dice que es una emoción imaginar a Jesús siendo niño jugando por estas calles de Nazaret y a María y José educandolo y conviviendo con él.

Todo esto es algo que supera toda nuestra razón. Es algo se penetra en los sentimientos y no hay palabras para describir todo lo que uno siente.. Esto es el día de ayer.

También ayer fuimos al Monte Carmelo donde hemos recordado a toda nuestra Comunidad Parroquial delante de Santa Teresa de Jesús, santa Edit Estein, San Juan de la Cruz y el Profeta Elías.

El día de hoy.

 Hemos comenzado el día visitando primero el Monte de las Bienaventuranza. Momento muy especial pues no es fácil escuchar la Sagrada Escritura, la enseñanza de Cristo y darte cuenta que es muy duro y doloroso a la vez,

Ves, que no somos sinceros con Dios cuando decimos que si aceptamos sus enseñanzas pero luego ponemos condiciones en el seguimiento. Yo lo siento así pues es muy fácil aceptar las primeras bienaventuranzas pero no así las tres últimas.

Después hemos ido a la zona del lago de Tiberiades. Hemos estado en la iglesia de la multiplicación de los panes y los peces. Otro texto importante pues hace referencia a la eucaristía.

También hemos visto la Iglesia del Primado de Pedro, lugar donde Jesucristo le pregunta por tres veces a Pedro si le ama más que sus hermanas. Texto importante pues es una pregunta que Dios nos hace diariamente a cada uno de nosotros.

Se que es algo muy subjetivo pero muchas veces la respuesta es la misma que la de Pedro pero nuestra acciones son lo contrario y eso me hace pensar en mi incoherencia a la hora del seguimiento verdadero a Cristo.

Luego hemos realizado un viaje en barca por el lago Tiberiades. Se ha leído el pasaje bíblico de la pesca Milagrosa y el encuentro de Cristo con sus apóstoles. En ese momento hemos realizado una oración con música especial que llevaba Ricardo y los sentimientos y emociones estaban a flor de piel los cuales no se pueden describir con palabras.

Por último hemos visitado Cafarnaúm.

Mañana vamos al Monte Tabor. Ya contaré algo mañana.

Adjuntamos reportaje fotografiado